domingo, 5 de noviembre de 2006

Premios Ignotus 2006

Premio Ignotus
Los aficionados españoles a la ciencia ficción se reúnen una vez al año en la HispaCon. Aparte de celebrarse las actividades propias de cualquier convención, con sus correspondientes actos, charlas y mesas redondas, también se entregan los premios Ignotus que la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror (AEFCFT) otorga a las mejores producciones del año en distintos apartados. Anoche, en la sevillana localidad de Dos Hermanas, se entregaron las estatuillas a los vencedores del 2006. Extraída de stardust, aquí tenéis la lista de ganadores:
NOVELA: Danza de tinieblas, de Eduardo Vaquerizo (Minotauro)
NOVELA CORTA: La traición de Judas, de Joaquín Revuelta (Artifex, Bibliópolis)
CUENTO: Días de otoño, de Santiago Eximeno (Galaxia, Equipo Sirius)
ANTOLOGÍA: Ven y enloquece, de Fredric Brown (Gigamesh)
LIBRO DE ENSAYO: Idios Kosmos, de Pablo Capanna (Grupo AJEC)
ARTÍCULO: Crónicas Marcianas, de Alfonso Merelo (Vórtice en Línea 6, Ediciones Parnaso)
ILUSTRACIÓN: Gigamesh 41, de Alejandro Terán (Gigamesh)
PRODUCCIÓN AUDIOVISUAL: Cálico Electrónico (Web), de Nikodemo Animation
TEBEO: La legión del espacio, de Alfredo Álamo (Sitio de Ciencia Ficción)
OBRA POÉTICA: On / Off, de Gabriella Campbell (Vórtice en línea 7, Ediciones Parnaso)
REVISTA: Asimov CF (Robel)
NOVELA EXTRANJERA: Tormenta de Espadas, de George RR Martin (Gigamesh)
CUENTO EXTRANJERO: El sumidero de la memoria, de Mike Resnick (Gigamesh 42, Gigamesh)
WEB: Sitio de ciencia-ficción, de Fco. José Suñer Iglesias
Mi amigo Ben estaba nominado en la categoría de mejor artículo por "Luz, más Luz; el estado de la ciencia ficción y la tercera vía", publicado en la antología anual Jabberwock, pero desafortunadamente no ganó. Mientras mojaba su desazón con churros en el Neguri, me ha pedido que incluya aquí sus impresiones con respecto a los premios. Naturalmente, no me he podido negar.
La lista de galardonados me recuerda una edición más que, en general, los Ignotus premian la popularidad por encima de otros valores. Tampoco es para tirarse de los pelos, es su idiosincrasia, ni mejor ni peor que otras. A veces la obra más popular coincide con la mejor, y otras no. Puede parecer chocante el triunfo de unas sobre otras entre lasJabberwock finalistas, pero a mí siempre me han resultado más llamativas las ausencias de determinadas obras en la propia final (Rudy se refirió acertadamente a ello el año pasado).
Hay un dato que me parece relevante: la ausencia total de Bibliópolis en los premios cuando hace pocos años se lo llevaba todo. Como editorial, ha crecido mucho, ha publicado más que nunca, se ha diversificado, ha iniciado proyectos enriquecedores para la cf española, y sin embargo, nada. A mí la razón me parece obvia. La desaparición de Luis del fandom ha sido decisiva. No puedo hablar de los otros casos, pero particularmente tengo que decir que no me sorprende mi "derrota". Ya me pareció genial figurar entre los elegidos habiendo otros ensayos excelentes que ni siquiera fueron tomados en cuenta, pero eran muchos los imponderables a superar. Tres artículos finalistas estaban disponibles en internet y el mío no (esto no es un reproche; no tengo mas que agradecimientos hacia la gran labor de Luis y Arturo y la oportunidad que me prestaron). El quinto tampoco lo estaba, pero era nada menos que Disch. Por otro lado, la naturaleza de mi ensayo lo convertía en poco popular. Por un lado, era un artículo de tesis (o de opinión, llamadlo como queráis) con el que la mayoría, supongo, no estará de acuerdo. Por otro lado era, en definitiva, una declaración de amor hacia una novela que es, en mi opinión, la mayor obra de ciencia ficción que se ha publicado en años, pero que a casi nadie ha gustado por "difícil". Una obra poco popular, que es lo que en los Ignotus importa.
Por último, el asunto se decide con los votos entregados en la propia Hispacón, y es evidente que Alfonso este año jugaba en casa. Le doy mi más sincera enhorabuena y me alegro un montón por su doblete. Es un gran tipo (me lo ha demostrado repetidas veces) y se merece cualquier premio. Personalmente doy las gracias a todos los que decidieron apoyar mi artículo. El hecho de que un trabajo de semejante naturaleza, de tesis (algo bastante inaudito en estos premios), contracorriente, se haya colado en la final, satisface del todo el motivo por el que fue creado. Junto a la creación de los premios Xatafi-Cyberdark es la prueba de que hay una cantidad importante de aficionados que ven el futuro del género en España de otra manera. Me congratulo de tal hecho.

Santiago L. Moreno

No pasa nada, amigo. Desde aquí seguiré apoyando en tu nombre ese matrimonio innegociable entre ciencia ficción y buena literatura. Eso sí, el próximo desayuno lo pagas tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada